Más de 50 años y tres generaciones

En nuestra granja de producción láctea, atendemos a los animales todos los días del año, eso lo hace un trabajo duro y sacrificado, pero a su vez recompensado por una pasión vocacional, desarrollada durante tres generaciones a lo largo de 50 años.

La apuesta por su respeto, bienestar y alimentación natural, han sido siempre nuestro primer objetivo, que sumado al conocimiento individual de cada animal existente, consigue que ganado y ganadero compartiendo su vida diaria, establezcan vínculos suficientes para hacer de nuestra ganadería más que un negocio, nuestro propio modelo de vida, patrón de familia y base educacional de nuestros valores humanos.