La vaca bruna es una raza autóctona y rústica originaria de los Alpes suizos, desarrollada, seleccionada y criada por los ganaderos del lugar para la obtención de productos alimenticios y fuerza motora.

Es una vaca sana y resistente, poco propensa a enfermedades, prolífica y longeva, sobria y de fácil manejo, con una producción más baja que otras razas pero de mayor calidad.

Tienen gran sensibilidad al trato, notándose fácilmente en su producción la mejora de los cuidados proporcionados.

Tienen una producción láctea y cárnica de muy buena calidad incluso en las épocas más complicadas del año, por lo que han sido muy demandadas desde siempre para zonas con una ganadería poco especializada.

Nuestra larga experiencia ganadera, sumada al conocimiento de los mercados internacionales y a las nuevas tendencias de los hábitos en consumos lácteos, nos hizo considerar a la vaca BRUNA DE LOS ALPES, como la raza más interesante hoy para la producción y transformación de sus derivados.

Resaltando de ella, su nobleza, capacidad de adaptación y rusticidad que la hace muy resistente a enfermedades, pero muy especialmente, por su gran calidad de leche que gracias a su contenido en BETA CASEINA A2 A2 (misma proteína que tiene nuestra leche materna) es más digestible para todos. La leche A2 A2 para muchos investigadores es ya la leche del futuro.