Dieta sin lactosa, ¿Qué puedo tomar?

Dieta sin lactosa

A estas alturas a muchos de vosotros explicaros lo que es la lactosa, lactasa, glucosa y galactosa, puede resultar un poco repetitivo. Pero cada vez son más las personas que detectan su intolerancia y por tanto necesitan estar informados de forma constante.

Hemos querido iniciar una serie de artículos hablando sobre la dieta sin lactosa, identificar la leche y sus derivados en el etiquetado y conocer productos que podemos consumir si tenemos intolerancia a la lactosa.

El origen de nuestros males

comprar-quesos-dieta-sin-lactosa-madrid
Aplicación de la lactasa en la industria alimentaria

En primer lugar, la lactosa es un azúcar de las leches de los mamíferos es importante indicar y dejar bien claro que todas las leches tienen lactosa, la de vaca, oveja, cabra e incluso la humana. La única diferencia que encontramos, en este apartado, entre la distintas leches es su concentración.

Esta la podemos encontrar tanto en la leche directamente como en alimentos preparados. En la industria alimentaria se emplea la leche, en polvo, suero y líquida, para muy diversos usos:

Panadería

Ideal para la conservación de los productos. Es un agente que permite controlar la humedad. Durante el horneado ayuda a mantener el sabor y color.

Dulces

Mejora la textura y el aroma de los dulces, aparte de facilitar la masticación y ayuda en la esponjosidad.

Mezclas secas

Al controlar la humedad evita el apelmazamiento.

Cárnicas

Frecuentemente se emplea como conservante, debido a su fácil obtención y su reducido coste. En preparados de carnes, es frecuente su uso para mejorar la aportación proteica y a la vez retener el agua del producto. Tienen la ventaja de que alteran poco el sabor.

Para que podamos absorberla, necesitamos de la enzima llamada Lactasa. Esta se produce de forma natural en el intestino y divide la lactosa en dos componentes básicos, la glucosa y la galactosa.

Aquí es donde surgen los problemas. Nuestro cuerpo puede no generar la suficiente lactasa o simplemente  no funciona correctamente. Es entonces cuando al llegar la lactosa a nuestro intestino nos genera los síntomas de la intolerancia. Pesadez en la digestión, nauseas, diarrea, gases son algunos de los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

La solución, que reciben muchos intolerantes a estos malestares, no consumir lácteos. Aun esforzándose, muchos productos llevan leche en sus elaboraciones  y no siempre están detalladamente explicados. Panes, salsas, embutidos…. Es por ello que hay que está siempre atento al etiquetado. Informar siempre al acudir a un restaurante o establecimiento de comidas.

El eliminar los lácteos de la dieta no es aconsejable, dado que aporta grandes nutrientes necesarios para nuestro bienestar. Salvo que sustituyamos el lácteo por alimentos que nos aporten los mismos nutrientes o sustitutivos.

AL NATURAL

Está claro que cuanto más natural sea nuestra dieta, nuestro organismo lo agradecerá. Fruta, pescados, mariscos, cereales, huevos, patatas, arroz, carnes blancas y rojas, leches vegetales como la soja, coco o almendras,  son algunos de los alimentos que son imprescindibles dietas sin lactosa.

La  industria, al detectar el creciente número de individuos que presentaban intolerancia a la lactosa, ha poblado los lineales de los supermercados con productos sin lactosa. Un porcentaje muy alto se consigue añadiendo lactasa de forma artificial. Se reproduce en la fabricación la descomposición de azúcares que se hace de forma natural en nuestros intestinos.

En Tierra de Brunas apostamos por una producción lo más natural posible. Cumpliendo los más altos estándares sanitarios. Realizamos una selección genética de nuestra ganadería con el objetivo de mejorar las características naturales de la leche con la que elaboramos nuestros quesos.

Este arduo trabajo de selección nos garantiza el control sobre la producción de leche. Una leche que, por sus características, es más digerible que la leche ordinaria presentando un alto contenido en Betacaseína A2A2.

EL TIEMPO

A lo natural siempre le acompaña el tiempo. El mejor aliado para las dietas sin lactosa son los quesos curados y viejos. Con el paso del tiempo, en el proceso de maduración de los quesos, la lactosa se va perdiendo.

Cada persona es un mundo y por ello a cada persona le afecta de forma diferente el porcentaje de lactosa. Se considera que si el porcentaje de lactosa es inferior a 0,5 gramos por cada 100 gramos de queso este será tolerado por el organismo.

Como bien sabéis los quesos Tierra de Brunas siguen un proceso natural de maduración. En este proceso el tiempo es primordial. Unido este a las características de nuestra leche, conseguimos quesos sin lactosa en fases tempranas de maduración.

El queso semicurado sin lactosa de Tierra de Brunas es un ejemplo de la unión de la tradición y el avance genético. Manteniendo unos estrictos procesos de elaboración, conseguimos un queso con carácter y sabor. Presenta una textura cremosa y muy agradable al paladar ya presenta sabores y olores propios de quesos con una maduración mayor.

EL QUESO PARA INTOLERANTES

comprar-queso-sin-lactosa-madrid
Queso semicurado sin lactosa, el queso de los intolerantes.

Si leísteis nuestros últimos artículos, sabréis que hay muchos quesos que se pueden añadir a una dieta sin lactosa. Cada día se invierte más en investigación y se desarrollan nuevos productos. Los intolerantes no tienen que eliminar de su dieta los lácteos. Mejorando su alimentación y no teniendo que privarse de disfrutar del maravilloso mundo del queso.

Partiendo de un queso sin lactosa, natural y digerible hemos creado diferentes formatos para que ninguna receta se quede sin nuestro queso. Desde cremas hasta rallado, pasando por quesos semicurados, curados y viejos.

Hacer salsas y gratinados sin lactosa no tiene por qué ser algo imposible para los intolerantes. La variedad de productos que ofrece Tierra de Brunas lo hace posible. Los quesos curados o viejos limitaban en gran medida las elaboraciones culinarias a los intolerantes a la lactosa.

En nuestra ganadería, seguimos trabajando en nuevos productos idóneos para dietas sin lactosa. Seguimos trabajando en la leche del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.