Pan de queso

500 gr. Harina

125 gr. Queso curado sin lactosa Tierra de Brunas

350 gr. Agua

100 gr. Masa madre

9 gr. Sal

25 gr. Mantequilla sin lactosa

Amasar por 2 minutos agua, harina y masa madre, hacer autolisis de 45 minutos (dejar en reposo)

Hacer cuatro amasados cortos de 1 a 2 minutos con 10 de reposo en cada amasado.

En el tercer amasado poner el queso rallado, en el ultimo poner la sal, amasar hasta integrar bien y tener una masa lisa y homogénea.

Pasar a un táper untado con aceite, dar tres pliegues a la masa cada 30 minutos y tapar bien el táper.

Dejar que comienza la fermentación y llevar al frigorífico hasta el día siguiente. Con esto aremos un pan muy digestivo y el sabor del queso se potenciará más.

Al día siguiente sacamos del frio y dejamos a temperatura ambiente por una hora.

Dividimos la masa en dos o hacemos una hogaza grande, preformamos y dejamos reposar por 30 minutos.

Formamos nuestra masa y dejamos fermentar hasta que casi doble su volumen.

Calentaremos el horno a 250 grados con una bandeja en su interior (donde lanzaremos la masa), más otra bandeja pequeña en la base de nuestro horno (donde pondremos agua hirviendo para generar vapor), con calor arriba y abajo por unos 40 minutos, un par de minutos antes de meter la masa quitamos la resistencia de arriba de nuestro horno y dejamos solo calor abajo.

En un cazo ponemos agua a hervir.

Lazamos nuestra masa en la bandeja y pondremos el agua hirviendo en la de abajo para generar vapor.

Dejamos cocer durante 15 minutos a 250 grados, pasado ese tiempo retiramos la vendeja del agua y pondremos calor arriba y abajo a 190 o 200 grados por 35 minutos más. (El tiempo dependerá de cada horno y del peso de la masa)

Sacamos el pan y dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.